fbpx
Soft Skills Empleo AG4PRO

Las soft skills más demandadas durante la crisis

15.05.2020|Blog Candidatos Empresas |Raquel AG4pro

Las Soft skills son ciertas habilidades del comportamiento que nos ayudan a hacer frente a situaciones adversas e imprevisibles como la que estamos viviendo en estos momentos de crisis por coronavirus. Las capacidades personales se han convertido en los activos más buscados por las empresas y ahora, más que nunca, son prioritarias para la creación de equipos de trabajo eficientes. Ésta es una de las grandes lecciones que las empresas, también los profesionales, hemos aprendido durante el confinamiento. Es necesario ser ágiles y capaces de adaptarnos a las distintas situaciones que puedan darse en un entorno laboral incierto e inestable.

Estas soft skills, también mal llamadas habilidades blandas, se adentran en las capacidades de adaptación, de colaboración, hablan de liderazgo, resolución de conflictos, de productividad, gestión del tiempo, creatividad o innovación… Y hoy día son determinantes en cualquier proceso de selección cuando lo que se busca es crear equipos productivos y resistentes al estrés mientras se mantiene el buen clima laboral.

Las Soft Skills más demandadas

Agilidad y adaptabilidad

Es la capacidad de liderar el cambio, la adaptación también a nuevos entornos, y es un factor clave de éxito. Contar con esta habilidad significa ser flexible, atreverse a salir de la zona de confort y tolerar la incertidumbre.

Creatividad

La creatividad es la habilidad de proponer nuevas formas de interpretar las situaciones, ser ingenioso e innovador para encontrar soluciones a los problemas. Ser creativo es estar abierto a nuevas ideas y experiencias; muy importante para resolver conflictos o aportar soluciones en momentos de toma de decisiones especialmente en entornos participativos.

Comunicación

El equipo tiene que comunicarse bien entre sí con el fin de intercambiar ideas o gestionar conflictos, y también ser capaz de comunicarse con confianza y profesionalidad con clientes. Esa es una de las razones por las que los reclutadores buscamos profesionales con “dotes comunicativas”. En este sentido la comunicación no verbal junto a la escucha activa juegan un papel decisivo ¿Pero qué pasa cuando trabajamos en remoto?

Colaboración remota

Ser capaz de colaborar a distancia resulta imprescindible en estos precisos momentos, pero también en el futuro laboral que se dibuja. Para poder trabajar en remoto, además de contar con las herramientas necesarias, se requiere: una correcta alfabetización digital, fuertes habilidades interpersonales y saber distinguir y entender posibles diferencias culturales.

Organización y gestión del tiempo

Conocer y aplicar las mejores prácticas en la gestión del tiempo, sabiendo escoger prioridades, es básico especialmente en momentos de cambios, profesionales o de entorno.  Ser organizado significa ser resolutivo asumiendo el trabajo y teniendo en cuenta el tiempo que se tiene, por tanto, otra de las soft skills más demandadas por los técnicos de selección.

Pensamiento crítico

Es la capacidad y habilidad de cuestionar / evaluar lo que se está haciendo o está pasando, aportando una visión global. Tener un pensamiento crítico implica saber gestionar la información recibida, ser ágil y eficiente; y también hacer uso de la imaginación, el razonamiento o la experiencia… para comprender y resolver los problemas.

Inteligencia emocional

Se trata de la capacidad de identificar y manejar no sólo las emociones propias sino también las de los demás, así como el encontrar respuestas a problemas comunes. Poder gestionar momentos de estrés sin perder el norte, controlar situaciones en las que hay que tomar una decisión, comunicarnos con empatía y ser asertivos, es imprescindible para relacionarnos también en el trabajo.

Trabajo en equipo

Es importante saber trabajar en equipo, aunque el día a día no lo requiera, y saber hacerlo de una manera sencilla, agradable y facilitando la gestión. Trabajar en equipo, entendiendo que el objetivo es común para todos, es también saber escuchar, delegar, asumir responsabilidades y gestionar los conflictos que puedan surgir. Colaborar en equipo, aunque sea a distancia, puede generar nuevas ideas y ser mucho más efectivo.

 

Las Soft skills, por tanto, son habilidades transversales que hablan de nosotros, de nuestra forma de ser y de relacionarnos. Por eso cuando hablamos de hacer un buen currículum o preparar una entrevista de trabajo, destacamos la importancia de ser auténtico dejando ver esas capacidades personales que te hacen único/a y te harán crecer profesionalmente.

 


* Si quieres trabajar en una notaría, bufete de abogados, gestoría o cualquier tipo de despacho profesional, y crecer con AG4pro, regístrate como candidatoTambién puedes seguirnos en LinkedIn  Facebook o Instagram y estar al corriente de las nuevas oportunidades de empleo suscribiéndote a las alertas.