fbpx
Metodología Agile En el Sector Jurídico AG4PRO

METODOLOGÍA AGILE EN EL SECTOR JURÍDICO

21.08.2019|Blog Candidatos Empresas |Raquel AG4pro

Con el desarrollo e inclusión de las nuevas tecnologías empezaron a surgir también nuevos modelos para la gestión de proyectos, más innovadores y efectivos, que desbancaron a las metodologías de trabajo tradicionales. El modelo tradicional de planificación y desarrollo con una duración de largos meses fue quedando obsoleto especialmente en este ámbito del software y en 2001 diversos desarrolladores impulsaron el Manifiesto Agile.

Esta nueva tendencia, trabajo en equipo y por proyectos, está incidiendo en la forma de trabajar y de generar valor no solo del sector tecnológico sino también en ámbitos tan diversos como el marketing, el diseño, la investigación, el desarrollo de proyectos culturales o incluso el sector jurídico.

Según el Manifiesto Agile, esta reciente pero ya consolidada forma de trabajar funciona de la siguiente manera: Los proyectos se estructuran en rondas o sprints de poca duración cuyo objetivo es acabar con un entregable para su revisión o interacción. Se trata de trocear el proyecto en objetivos o tareas asumibles en pocos días no con la aspiración de conseguir un producto final sino de crear un “producto mínimo viable” al que implementar mejoras mediante rondas de trabajo.

Es característico de este tipo de metodologías organizar el trabajo de forma visual a partir de una lista de tareas y básico un equipo multidisciplinar en el que las jerarquías se diluyen. No se trata de colaboración entre departamentos sino de equipos formados por las personas expertas en diversas áreas y claves para el rápido desarrollo del producto o servicio. Se busca:

  • La mejora continua y ágil en la gestión de proyectos.
  • Reducir los costes e incrementar la productividad.
  • Adaptabilidad a los cambios.

EL AGILE EN EL SECTOR LEGAL

Desde 2001 la metodología Agile no ha dejado de crecer y extenderse aportando valor no solo en proyectos relacionados con la tecnología sino también en otras áreas. Su aplicación en el sector jurídico fomenta el trabajo en equipo, una mayor adaptación al mercado y celeridad en la entrega de servicios jurídicos, entre otras ventajas, mejorando la buena gestión del despacho.

Los 12 principios del ‘Manifiesto Agile’ que se pueden adaptar y beneficiar al sector legal según la opinión de Sara Molina Pérez-Tomé en “Dirección de proyectos y Métodos Agile en el Sector Legal“ son:

  1. Satisfacer al cliente mediante la entrega de servicios de calidad, involucrándole e informándole del progreso a lo largo de todo el proyecto. Así, se pueden evitar malentendidos y/o mejorar las soluciones prestadas en función de las necesidades del cliente.
  2. Acoger los cambios, incluso en fases tardías de la prestación del servicio, para proporcionar una ventaja competitiva al cliente.
  3. Trabajar mediante entregas parciales centradas en aportar valor al cliente, eliminando y/o modificando aquello a lo que el cliente no le da importancia. Es un enfoque continuo hacia las metas buscadas por el cliente, ofreciendo soluciones que se complementan hasta lograr el objetivo final real.
  4. La función de desarrollo de negocio y la productiva, deben trabajar de la mano a lo largo de todo el proyecto con el fin de aportar el mayor valor posible. El proyecto puede ser dividido en diferentes hitos con sus correspondientes responsables, arrojando información estructurada, evitando la multitarea y fomentando el trabajo interdepartamental.
  5. Motivar e implicar al equipo de proyecto con el objetivo de obtener un mayor compromiso.
  6. Mantener reuniones cortas y estructuradas, de no más de 15 minutos de duración, para mantener la comunicación interna, escuchando y considerando las opiniones de todos los integrantes del equipo de trabajo. Igualmente, una comunicación externa fluida con el cliente, que le permita conocer el estado del proyecto, ayudará a conseguir un aumento en la productividad, evitando la perdida de información y duplicidades en el trabajo.
  7. Los procesos ágiles promueven el desarrollo sostenido a través de un ritmo continuo y constante.
  8. Trabajar en base a la calidad y los plazos. Los procesos ágiles permiten ahorrar tiempo y costes, focalizándose en cumplir estrictamente el presupuesto y los plazos pactados en la definición y planificación del proyecto.
  9. Excelencia técnica como clave para la agilidad.
  10. Simplificación de los proyectos. Maximización de la cantidad de trabajo realizado estableciendo tareas, subtareas e hitos temporales a completar en un periodo estimado.
  11. Las mejores soluciones surgen de equipos autogestionados.
  12. Revisión y proceso de mejora continua, como clave para la adaptación de los servicios a futuros clientes y base de la eficiencia y de la agilidad.

SKILLS PARA TRABAJAR EN UN EQUIPO ÁGIL

Uno de los grandes retos de las organizaciones es crear y motivar equipos de personas capaces de aportar valor y trabajar de forma colaborativa. Los comportamientos en agilidad se basan en las capacidades propias de cada individuo y en las relaciones que se establecen entre ellos, para lo que se diseñan equipos multidisciplinares y horizontales con todos los especialistas necesarios para poder completar los objetivos.

Entre las principales habilidades o características de los miembros de un buen y ágil equipo de trabajo, destacan:

  • Capacidad de trabajar en equipo.
  • Respeto y confianza en cada miembro del equipo.
  • Capacidad de autogestión y autoaprendizaje.
  • Comunicación asertiva.
  • Compromiso conjunto con los objetivos.
  • Empatía con las necesidades del cliente.
  • Flexibilidad.
  • Adaptabilidad.

Las habilidades blandas, aquellas asociadas a la personalidad o naturaleza de la persona tales como la empatía o sentido común, están cada vez más valoradas en el mercado laboral. Se buscan profesionales cualificados y capaces de integrarse en un equipo de trabajo aportado ese valor preciso para la consecución de objetivos comunes. Los Soft Skills son atributos muy demandados por los empleadores en la actualidad y es impensable un proceso de selección que no busque conocer a la persona más allá de su perfil curricular ¿Cómo dar a conocer estas habilidades y capacidades a las empresas? Ya en el propio curriculum tenemos la oportunidad de darnos a conocer, pero también mediante el networking , las redes sociales donde los técnicos de selección van a querer saber más sobre ti o en la propia entrevista de empleo.

 


* Si quieres trabajar en despachos de abogados, notarías, gestorías o inmobiliarias, y crecer con AG4pro, no dudes en enviarnos tu currículum vitae. También puedes seguirnos en LinkedIn y estar al corriente de las nuevas oportunidades de empleo suscribiéndote a las alertas.